Certificación ISO 9001 2015

Certificación ISO 9001 2015

Seguramente has oído en alguna oportunidad acerca de la norma ISO, pero ¿sabes de qué se trata? O ¿cómo ayuda a las empresas? Queremos contarte nuestra experiencia..

Lo primero que debes saber es que las normas ISO son un grupo de normas orientadas a ordenar la gestión de una empresa, en diferentes ámbitos, permitiéndole generar una mejora en sus procesos internos, lo que tiene directas implicancias en lo que llega a nuestros clientes.

 

 

La norma ISO 9001:2015 es una regla que estandariza el sistema de control de calidad (SCC) de las organizaciones. ISO (Organización Internacional de Estandarización) es una entidad que congrega a representantes de diferentes países para buscar nuevas formas de estandarización en diferentes áreas de actuación.

Esta organización dicta las pautas para áreas como identificación de libros, grado de sensibilidad de películas fotográficas, entre otras. En el caso de la norma ISO 9001 la más famosa de las reglas tiene relación con los sistemas de gestión.

Esta nueva versión se publicó el 23 de septiembre del año 2015, en una actualización en la que intervinieron 93 países.

 

¿Por qué es mejor para una empresa y sus clientes obtener certificación ISO?

La certificación de la norma ISO 9001:2015 puede ser muy beneficioso para una empresa y también para sus clientes. Por ejemplo, al obtener el sello, una empresa se transforma en algo más atractivo frente a potenciales socios, ya que es más seguro hacer negocios con una empresa que posee un sistema de gestión de acuerdo a esta norma.

Además, esto no sólo sirve a las empresas, sino que también a los clientes de dichas compañías. La norma ISO 9001 permite mejorar continuamente los procesos internos, obteniendo mejor rendimiento, generando por tanto, una mayor satisfacción en los clientes del servicio.

Asimismo, las empresas preocupadas por este ítem cometen 46% menos de errores, 75% menos cantidad de errores significativos y 75% de errores detectados por los clientes, según la empresa estadounidense de consultoría CEB.

En definitiva, podemos resumir los beneficios de implementar la norma ISO 9001 en cinco puntos:

– Mejora la comunicación existente entre la empresa y los clientes. Muchas veces los clientes compran un producto, pensando que algunos servicios están incluidos, pero no es así. Con esto, puedes evitar eventuales insatisfacciones de tus clientes.

– Mejorar el desempeño de los servicios con un mayor feedback de los clientes.

– Mejorar el control de las no conformidades, las cuales a veces tienen que ver con los clientes. Al optimizar esto, los clientes tendrán una mejor experiencia de usuario.

– Mejora el proceso de compras y gestión de proveedores.

– Mejora el rendimiento de los recursos humanos.